Buscar este blog

domingo, 18 de octubre de 2015

Excursión por los bosques de Valsaín

 El sábado 17 de octubre hicimos una excursión por los bosques de Valsaín. Formábamos el grupo 9 amigos: Charo, Alicia, Pepe, Adela, Ana Durand, Ana García, Jesús, Paloma con su inseparable Clarina y yo, Pepa.
Iniciamos la marcha en el aparcamiento del centro nacional de educación ambiental: CNEAM de Valsaín, siguiendo el camino entre robles y pinos silvestres que parte de los invernaderos del centro en dirección Sur. Poco antes de llegar al arroyo Peñalara nos desviamos ascendiendo por la fuente del Ratón hasta entroncar con la pista asfaltada que atraviesa el pinar. Giramos a la izquierda, dirección Norte y enseguida avistamos la Cueva del Monje, curiosa formación granítica en medio del pinar.de la que cuentan esta leyenda:
Uno de los habitantes de esta sierra, el hidalgo Segura, anhelaba la eterna juventud y riquezas sin fin. A oídos del diablo llegaron sus plegarias y acordó con el hacendado satisfacer sus deseos a cambio de su alma. Temeroso de su pacto y reconociendo su debilidad, Segura comenzó su huida hacia las montañas y encontró refugio en una construcción megalítica donde inició su vida como eremita. El diablo encontró el lugar y reclamó su pago, pero en una última y desesperada plegaria, el hidalgo consiguió la protección divina. Segura salvó su alma.

Proseguimos la marcha, siempre dirección norte, contemplando curiosos ejemplares de arces, servales de cazador, mostajos, vistosos cerezos de hojas cárdenas, y en las vaguadas algún abedul, iniciando el hermoso colorido del otoño. Esta flora, que pertenece a latitudes más norteñas, se implanta en el Guadarrama por su característica especial de isla climática.
Llegamos al siguiente cruce y ascendemos en dirección al cerro "El moño de la tía Andrea", curioso monte cónico en medio del pinar.  
Nos sentamos a comer el bocadillo y  ricos postres: bizcocho de naranja de Charo y chocolates varios. La conversación, amena, como siempre: libros, viajes, cine... ¡de política y fútbol lo menos posible!
Tuvimos buen tiempo, nublado y un poco de lluvia al principio y un sol muy agradable después.
Regresamos a Valsaín acortando por un ramal y nos sentamos en una terraza a tomar la apetecida cerveza.



2 comentarios:

  1. Gracias Pepa por tu crónica que atrapa y guarda el pasado más entrañablemente vivido. Y gracias, también, por mantener el lenguaje con lo de los cerezos cárdenos. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. Por si fuera de interés para ustedes, para sus compañeros de rutas o para los lectores de su web, tengo publicado el blog http://plantararboles.blogspot.com
    Un manual sencillo para que los amantes de la naturaleza podamos reforestar, casi sobre la marcha, sembrando las semillas que producen los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.
    Salud, José Luis Sáez Sáez.

    ResponderEliminar